,

Gabriel De Luca “Vivir bien es una necesidad que fácilmente está al alcance de nosotros mismos”

Cualquier persona que haya escuchado hablar en Lleida de Gabriel de Luca, sabrá que la buena fama le precede. Nacido en Argentina, y viviendo en Lleida des de hace 14 años, De Luca ha ejercido como profesor en talleres de liderazgo, reiki, relajación y meditación consciente. Un experto de primera línea que en el Centro de Formación Versailles da dos cursos claves para nuestro bienestar. Hemos querido hablar con él en profundidad de lo que nos ha preparado para estas dos formaciones, y sobre la importancia de aprender técnicas para saber gestionar el distrés o también llamado, el estrés malo. Cada palabra está cargada de sabiduría, y sin duda, vale mucho la pena leerlo en profundidad.

 

Entrevistador (E): Gabriel, háblanos de los dos cursos que das en el Centro de Formación Versailles por favor 

Gabriel De Luca (GD): Los cursos que se están dando actualmente son el de estrategias para el control del estrés y el otro es el de técnicas de relajación. El de técnicas va muy bien como parte práctica para el primero. En realidad, vivimos en una época donde pareciera la normalidad es que estemos apurados, estresados y jugando carreras con el tiempo. Programamos ocuparnos cuando tengamos tiempo y nunca lo tenemos. Lo que pasa es que nos ocupamos muy poco de nosotros. El curso de técnicas de relajación es un curso muy ameno, en que lo más importante es que las personas puedan tomar conciencia de lo que necesitan para relajarse y en mejorar su calidad de vida. Obviamente tanto la relajación, la meditación, como técnicas de respiración, o la parte de automasaje que se ve en este curso, lo que hacen es que la persona gane más conciencia del nivel de tensión en el que vive. ¡Muchas personas viven con tensiones crónicas! Es decir, tienen tanta tensión que no se dan cuenta del nivel al que han llegado. A medida que se van relajando empiezan a tomar conciencia de la necesidad que tienen de relajarse y de conectar consigo mismos. Hoy, en el primer día de clase, por ejemplo, hicimos un ejercicio inicial de 5 minutos. Lo único que la gente hizo fue respirar más profundamente y cerrar los ojos. ¡Lo único! Y con eso, se les fue la inquietud y la tensión. Todo el grupo se sintió mucho mejor. Muchas veces vamos por la vida asfixiados, respirando muy poquito, y con muy poca energía vital disponible para hacer lo que haya que hacer.

Gabriel De Luca con la Directora del Centre de Formació Versailles, Sandra Pujol

 

E: ¿Qué es el estrés y qué problemas puede ocasionarle al ser humano?

GD: Bueno, el estrés podríamos decir que es la falta de bienestar. Hay una parte del estrés, que es el eutrés, que es estrés bueno por así decirlo. Y hay una parte mala, distrés, que es cuando no podemos gestionarlo. Ante una situación, un poco de estrés viene bien para ponernos en movimiento y hacer. ¡Nos motiva! En este estadio, este estrés que nos motiva a llevar acción, todos lo tenemos ordenado y controlado. Pero en cuanto ese nivel de estrés va aumentando, llega un momento que todos tenemos un nivel distinto de saturación. Cuando nos saturamos, entramos en un distrés, donde hay un descontrol. Es no saber cómo gestionar las situaciones y vitalmente nos hace sentir cansados, agobiados y con mucha tensión. Esto puede traer situaciones o problemas de salud físico. Genera generalmente pensamientos negativos. Un estrés sostenido en el tiempo, hace que la persona disminuya en su nivel de autoestima. No se valora o no confía en sí misma.

 

E: Antes hablabas que, en el primer día de clase, habíais hecho el ejercicio de respirar más profundamente y había ayudado a quitar inquietudes. ¿Qué se puede hacer, en líneas generales, para combatir el estrés?

GD: Cuando una persona habla de estrés, ve el aspecto distrés de este. No tiene conciencia que en el estrés hay una parte de eustrés que es positivo, que hace que tú te motives por algo. Una misma situación en distintas personas puede ocasionar eustrés o distrés. El nivel de capacidad que cada uno de nosotros tenemos de entrar en un distrés es distinta. Lo que vamos a plantear en el curso en función del programa que tenemos, son técnicas para que la persona se pueda dar cuenta de su nivel de distrés. También vamos a enseñar distintas herramientas que pueden ser des de relajación, respiración, des de afirmaciones o desde dinámicas de crecimiento personal. Para que la persona se de cuenta y pueda gestionar mediante herramientas diferentes situaciones.

 

E: Te iba a preguntar a quién iba dirigido el curso. Pero viendo que es una herramienta terapéutica prácticamente, ¿a quién le recomendarías el curso?

GD: A toda persona. Porqué cualquier persona que siente estrés vive en estrés. Y cuando uno vive en estrés, lo vive en todas las áreas de su vida. Es decir, si yo me estreso en el trabajo, entro en un distrés en el trabajo. Eso es muy posible que afecte a mi vida personal, mi relación con mis amistades y mi salud. Lo que somos lo aplicamos en todas las áreas de la vida. Obviamente en algunas áreas puede estar más acentuado, o en otras más atenuado. Pero la tendencia cuando una persona entra en un distrés, no tiene la capacidad de aparcarlo. Y normalmente se lo lleva a su casa. Entonces vamos a ver distintos mecanismos. Primero para ser conscientes de cómo son esos mecanismos del estrés, y después ver la manera de cómo podemos gestionarlo.

 

E: Ya para acabar, ¿qué consejo le darías a la gente que padece estrés y le gustaría participar del curso?

GD: Va dirigido para cualquier persona, en especial aquellas personas que están con trabajos con atención al público, en un despacho de reclamaciones, docentes o personas que tienen turnos rotativos. Porqué el mismo rotar los turnos, hace que las personas de desestabilicen ya que el cuerpo se tiene que ir adaptando a los nuevos horarios. ¿Un consejo a todos ellos? Vivir bien es una necesidad que fácilmente está al alcance  de nosotros mismos. Y depende absolutamente de cada uno de nosotros. No hay que buscar afuera, sino adentro. Cualquiera de estos cursos que damos, el objetivo es que la persona se dé cuenta de sí, y darles herramientas para que sepan gestionar y mejorar su calidad de vida.

Gabriel De Luca y  Sandra Pujol en  la puerta de las nuevas instalaciones  del Centre de Formació Versailles

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *